CARGANDO

Escribe para buscar

RECUERDAN CHETUMALEÑOS ROBO DESCARADO DE EDIFICIO AL DIF POR HOTEL “LOS COCOS”

radiografia 4 semanas .
Compartir:

Chetumal, Quintana Roo, Marzo 25 del año 2019, Radiografía Quintana Roo.- Cuando el gobierno estatal anunció la rehabilitación del gimnasio deportivo y cultural del DIF, la mente de muchos chetumaleños volaron al edificio que se encuentra a un costado del banco Santander, sobre la avenida Lázaro Cárdenas con Benito Juárez, edificio que bajo sucias artimañas se apropió Norman Angulo para ampliar su hotel “Los Cocos”.

Muchos recuerdan que por varios años permaneció en el olvido ese edificio, por abandono de las autoridades estatales que ya “cocinaban” en un escritorio las negras intenciones del ambicioso empresario chetumaleño.

Sin aspavientos, el empresario ocupó el edificio, que quedó registrado en la memoria de los quintanarroenses y en las hojas negras de la historia de Chetumal que perdió uno de sus pocos edificios públicos.

Desde entonces se remonta los ímpetus de Norman Angulo que para conseguir sus negras ambiciones, pisotea el patrimonio y derecho de los quintanarroenses. Es el mismo caso de la banqueta de la avenida Héroes que sirve de entrada a su negocio.

Al igual que hace años, en contubernio con las autoridades del momento, Luis Torres Llanes, entonces presidente municipal de Othón P. Blanco, se apropió de la banqueta de la avenida Héroes de manera arbitraria.

Primero colocó mesas en el exterior de su negocio donde los comensales disfrutaban sus alimentos, pero le molestaba el paso de los transeúntes que caminaban en esa parte de la acera y construyó la mitad de la banqueta para obligar a los transeúntes rodear “su espacio” sin molestar a sus clientes.

Desde entonces, ya no sale al frente de su hotel a saludar a la gente, como acostumbraba, para no soportar las fulminantes miradas de reproche que le dirigían los chetumaleños que conocen de sus infames ambiciones.

Otoniel Segovia Martínez, puede excluirse de la historia negra de Chetumal si devuelve ese espacio a los chetumaleños y permite el libre tránsito en esa zona, aunque para ello, tendrá que desalojar el edificio posterior del hotel “Los Cocos”, que alberga oficinas del mismo Ayuntamiento de OPB, que los chetumaleños bautizaron con el nombre de “Monumento a la Complicidad”.

Compartir:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *