CARGANDO

Escribe para buscar

Video

PREOCUPANTE DEVASTACIÓN EN BACALAR, QUINTANA ROO

Compartir:

Rellenos de la laguna, maquinarias dragando, quema y relleno de mangle, construcciones que afectan el ecosistema lagunar.

Placas de concreto por frondosos y antigtuos árboles Mientras los bacalarenses observan pasivos que el entorno natural para sus hijos, se está acabando

La desesperante omisión de las autoridades encargadas de proteger el medio ambiente, alienta a los ecocidas

Las oficinas de la Profepa, son de adorno, no se observa firmeza para detener la destrucción que se registra todos los días.

La sustentabilidad que se pregonó en su momento para Bacalar, quedó en el discurso político

Sema, PPA, Profepa, Semarnat, entre otras dependencias, permanecen ajenas a la devastación que sufre el entorno natural de Bacalar.

Aprovechando la falta de interés institucional, los ecocidas se han extendido a otros puntos del sur, como el caso de Xul-Há

El comisariado ejidal, Ernesto Haro Gutiérrez, arrasó con 50 hectáreas de una reserva forestal del ITZM que invadió para sembrar caña y construir su rancho

Su voracidad ha extendido los bancos de material del ejido Juan Sarabia y destruido 30 hectáreas de humedales que se rellenaron para comercializar las tierras

Son clara muestra de la falta de interés de las autoridades que se han convertido en cómplices de la destrucción natural del sur de Quintana Roo.

La pregunta obligada es, ¿Será justo el precio que el entorno natural del sur está pagando para obtener el anhelado desarrollo?

¿Habrá alguna instancia que muestre compromiso por detener y sancionar a los ecocidas o seguirá siendo bandera de candidatos?

Compartir:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *