CARGANDO

Escribe para buscar

Othón P. Blanco

MÁS IRREGULARIDADES EN JUAN SARABIA POR TERRENOS

Compartir:

Xul-Há, Quintana Roo, a 12 de Diciembre del 2018. Radiografía Quintana Roo.– Se han detectado mas irregularidades en el reparto de tierras del ejido de Juan Sarabia. Muestra de que la prioridad de la directiva fue favorecerse desproporcionadamente en el último parcelamiento que se encuentra en trámite, pero que se espera no prospere por el cúmulo de irregularidades que presenta.

Lo anterior porque aparecen 118 lotes “no asignados”, que ejidatarios señalan que precisamente serán para adjudicarlos de manera directa a quienes les convenga y de esta manera poder también hacerse de recursos por su transacción.

Un terreno por las dimensiones que se repartieron entre los ejidatarios tiene un valor comercial de entre 10 mil y 35 mil pesos, esto requiere decir que haciendo una media a 20 mil pesos, el negocio por la venta de estas 118 parcelas no asignadas ascendería a 2 millones 360 mil pesos.

Esto muestra nuevamente la ambición desmedida de la directiva del ejido, encabezada por Ernesto Haro, que cuenta con la complicidad del Consejo de Vigilancia para adueñarse del patrimonio de los campesinos.

Cabe mencionar que casi todos los ejidatarios recibieron parcelas 269 metros cuadrados, mientras que la familia y allegados recibieron 158 lotes de 300 metros cuadrados. Sin embargo, hay casos de estos favorecidos por Ernesto Haro, que  tienen parcelas de 800 hasta 3 mil metros cuadrados, sin ninguna justificación.

Por ejemplo, Hugo Valerio Yam aparece con un lote de 3 mil 500 metros cuadrados y otro más de 3 mil 204 metros cuadrados.En tanto, Yadira Pacheco Ake aparece con otro de 2 mil 877 metros cuadrados.

Cabe recordar que en el último procedimiento para parcelar tierras, el presidente del comisariado ejidal, Ernesto Haro, asignó alrededor de 50 de éstas para su familia. Además, el titular del Despacho Agrario, Martín Sánchez Manjarrez, se estaría quedando con mas de 20 parcelas y terrenos como parte de la complicidad e ilegalidad que rodean este robo del patrimonio de los campesinos.

El representante ejidal, como no puede asignarse personalmente las parcelas, a espaldas de los comuneros repartió alrededor de 50 entre su familiares, las de su esposa, e incluso 11 parcelas están a nombre de su hijo menos de edad, comprendiendo a todas un acto ilegal. ( POR ESTO)

Compartir:

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *